Los Quipus

quipus

Varios historiadores han registrado el uso de los quipus en el Incanato. Felipe Guamán Poma de Ayala describe en 1613 a un contador, o encargado de almacén, que muestra a su superior un registro o quipu que contiene el inventario de los bienes almacenados. Trescientos veinte años más tarde, el historiador de la ciencia Leland Locke descifró el código matemático de los quipus.

NOTACIÓN NUMERICA DECIMAL


El principio es un sistema decimal. De acuerdo a su ubicación, los nudos representan potencias de 10 unidades. A medida que la cuerda subsidiaria se aleja de la cuerda principal, baja el valor del nudo. Así, para representar la cifra 2,164 hay cuatro grupos de nudos, debidamente espaciados. En la primera posición hay dos, en la siguiente uno, en la siguiente seis y en la última cuatro. Estos equivalen en nuestra notación, a un dos (2) seguido de un uno (1), seguido de un seis (6) y de un cuatro (4) = dos mil ciento sesenta y cuatro (2,164).

El quipu no tiene un signo equivalente a cero, el que es representado por la ausencia de nudos. Por ejemplo, el número doscientos cuarenta (240) no tiene ningún nudo en la posición de los miles, tiene dos (2) nudos en la posición de las centenas, cuatro (4) nudos en la de las decenas y ningún nudo en la de unidades, nada (0). Dos (2), cuatro (4) y nada (0) = doscientos cuarenta (240).

INFORMACIÓN ADICIONAL

La posición y el número de nudos dan cifras, pero además existen otras variable en el quipu cuyo significado se desconoce. Para comenzar, en el quipu se usaron dos clases de cuerdas: de algodón y lana, de 5 a 7 mm. de diámetro y fibra de colores y blanca. Además existen varias clases de nudos: el nudo simple, el nudo compuesto, utilizado en todas las posiciones, y el nudo utilizado en la posición de unidades. Todos los nudos pueden ser hechos en dos direcciones y el nudo simple puede ser sencillo o en forma de ocho.

Además de las variables mencionadas, el quipu puede tener cuerdas derivadas que salen de las laterales (que salen de la principal). Si bien los quipus eran conocidos como registros contables de inventario, y las cortes españolas los aceptaron como tales al principio de la colonia, siempre existió la duda sobre su capacidad de registro. Garcilaso de la Vega escribió: “Existen diversos quipu, cada uno de los cuales consiste en un conjunto de cuerdas con muchos nudos y diversos hilos, rojos, verdes, azules y blancos. Así como utilizamos de manera diferente nuestras 24 letras y las disponemos de diversa manera para obtener palabras, del mismo modo los indios obtienen una gran variedad de significados recurriendo a diversas posiciones de los nudos y a distintos colores”.


EL NUEVO ENFOQUE

Basado en las posibles variantes de los nudos, fibra, colores y posiciones, el antropólogo Gary Urton, de la Universidad de Harvard, acaba de publicar el libro “Signos de los Quipus Incas” (University of Texas Press). El profesor Urton postula que existen dos clases de fibra, la dirección de la cuerda (izquierda o derecha como una “s” respecto a una “z”),  la dirección del nudo y los diversos tipos de nudos. A esto añade 24 posibles colores, con lo que obtiene un potencial de información de dos a la sexta potencia (64) por 24 colores, que da 64 x 24 = 1,536. Esta cifra es superior a la cantidad de signos cuneiformes del alfabeto sumerio (1,000 a 1,500) y a los 600 a 800 jeroglíficos egipcios y mayas. Según Urton, cada nudo del quipu equivale a siete bitios.

De acuerdo a esto, concluye que las posibles combinaciones del quipu eran utilizadas como “el código de los idiomas de cómputo, estructuradas como un código binario”. Según el  planteamiento de Urton, codificado así, el quipu podía representar conceptos más complejos que números, aunque esto no sería el equivalente de nuestro alfabeto (que representa sonidos para formas palabras) sino a los ideogramas de la escritura china.

Es evidente que las variables representaban algunos conceptos más allá de los números, como los productos almacenados cuyo inventario dan los números, pero no hay manera de saber si permiten narrar una historia, que es lo que sugiere Urton. En apoyo de la teoría de Urton, la arqueóloga Heather Lechtman de MIT afirma que es lógico que “gente con una tecnología que ha permitido resolver problemas de ingeniería por fibra, como las hondas y puentes suspendidos, etc., le diera uso a las cuerdas para fines de comunicación”. También en Italia, la historiadora Clara Miccinelli ha publicado en 1996 un libro, en el cual afirma haber encontrado “la Piedra Rosetta” de los quipus: un quipu y un documento que lo traduce, que desgraciadamente no ha querido mostrar a otros investigadores.

LAS POSIBLES VARIABLES

Las reglas establecidas por Locke, si bien decodifican la parte numérica, no permiten interpretar la información del total de los 600 quipus que se conservan. Tampoco han logrado descifrar a qué objetos y materiales corresponde el inventario. Marcia y Robert Ascher, antropólogos de la Universidad de Cornell, en su libro publicado en 1981 “Código del Quipu; un estudio en medios, matemáticos y culturas” (Dover Publications) estiman que sólo el 20% de la información de los quipus es numérica.

En 1997, por primera vez un investigador experto en textiles estudió los quipus. W. J. Conklin, del Museo Textil de Washington DC analizó los complejos procesos textiles empleados por estos. Cuando Conklin, vió la complejidad del tejido, la codificación de color, y notó que cada cuerda era hecha de una manera complicada, dijo: “me di cuenta que el 90% de la información había sido puesta en la cuerda antes de hacer nudos”. Son las variantes notadas por Conklin las que llevaron a Urton a desarrollar su tesis.

LO QUE FALTA


Como la supuesta “Piedra Rosetta” de la señora Miccinelli no está disponible, lo que confirmaría la teoría de Urton sería un documento traducido de un quipu. Esto es poco probable, ya que la mayoría de los quipus fueron destruidos durante la Colonia, y los pocos que quedan carecen de referencias históricas precisas. En todo caso no cabe duda que el quipu contenía mucho más información que los números. Para comenzar, estos debían estar referidos a productos y tipos de unidades. Si bien los animales se podían contar individualmente, los granos y líquidos requerían de unidades de medida, cuya representación en los quipus desconocemos. Será interesante ver si con los pocos quipus que quedan se puede armar una interpretación verosímil de acuerdo a las teorías propuestas.

Esta entrada fue publicada en Ciencias y etiquetada en , . Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

7 respuestas para Los Quipus

  1. oscar dice:

    Los chinos tenían un sistema de quipus también y si Ud. averigua incluso más sabrá que el antiguo sumerio era exactamente igual al chino escrito como puede comparar aquí:

    http://www.creationism.org/csshs/v07n4p24.htm

    Así pues, no es “coincidencia” que tanto en Bolivia como en Perú se hallase escritura proto-sumeria como el Monolito Pokotia y la Fuente Magna pero eso es una PIEDRA EN EL ZAPATO igual como discutir sobre momias pelirrojas en el Perú indigenista o por qué las momias del faraón egipcio Ramsés II y Seti I eran naturalmente RUBIAS en un foro egipcio! Cada civilización quiere su pasado inmaculado y sin sombra ni “contaminación” extranjera que le “robe” sus glorias y maravillas. No es coincidencia esto del quipu con sistema “sumerio” ni que existan cognatos idénticos entre quechua y chino que además son homófonos de igual significado:

    http://www.zompist.com/proto.html#chinesequechua

  2. oscar dice:

    Con relación a proto-sumerio en los Andes:

    http://www.world-mysteries.com/sar_8.htm

  3. oscar dice:

    Esto encontrado en Ecuador parece muy asirio, no?

    http://fotolog.terra.com/detodounpoco:789

    El Valle Sagrado de los Incas es como si fuese un Perú pequeño invertido. Si Usted compara los ríos tienen un cauce muy semejante a los ríos del Edén bíblico en Babilonia (Irak), consigue ver la cabeza de cóndor desde vía satélite?
    :
    http://fotolog.terra.com/detodounpoco:435

    Así pues recomiendo leer y estudiar a profundidad las antiguas investigaciones hechas por Alfredo Gamarra hoy estudiadas en Estados Unidos (profetas peruanos no son aceptados en casa, claro):

    http://www.ancient-mysteries-explained.com

  4. oscar dice:

    Y dónde estaba el Edén según la traducción “hebrea” (quizás tomada del sumerio que a su vez quizás fue re-interpretada del quechua)? Estaba en Hevila, tierra de abundante ORO. Génesis dice eso textualmente solo que en el capítulo 10 nos enteramos que Hevila era el nombre de una persona post-Diluvio y hermano de OPIR que es un homófono (mismo sonido) invertido de PIRO o PIROA que en hebreo es “fruto”. Perú en quechua es un misterio que supuestamente es un lugar como un granero o donde guardar fruto. El Libro Bíblico de Jubileos retirado de la Biblia dice que Caín era hermano de su esposa AWÁN. Tawán en quechua es 4 como los 4 ríos de Edén. Y tiene el prefijo T como una cruz o 4 en hebreo. Sabemos que la elit inca y egipcia así como los judíos tenían costumbres de casamientos entre familia que eran prohibidos para la masa de gente y eran hijos del mismo padre pero diferente madre. Caín en Mesopotamia no se pronuncia como el inglés Cane (suena Kéin) sino igual que en español. Ca-ín es igualmente un homófono invertido de In-Ca. Y los españoles nos dicen claramente en sus crónicas que la lista de incas no es la que memorizamos en el colegio comenzando con Manco Cápac, Sinchi Roca, Yoque Llupanqui…hasta Huáscar, Atahualpa y Túpac Amaru sino una lista de amautas que en Perú NADIE DA LA MÍNIMA BOLA y tiene datos sorprendentes que no voy a explicar aquí! Perú como nombre también es relacionado con ríos como Birú. Entre los ríos Pisón y Tigris del Edén bíblico había el 5to río llamado Porus y sabemos que el Purús del Perú en las estribaciones de los Andes amazónicos, a espaldas del Machu Picchu, en la región del Manú, desemboca en el Amazonas que antes también tenía un río que iba en contramano. La demarcación geográfica parecida entre Sumeria y Perú no es aleatoria! Ellos se asentaron en un área semejante a la que conocáin en esta parte del camino y investigadores como Jim Allen de la Inteligencia de Fuerza Aérea de Inglaterra (no un amador) está convencido de eso analizando tanto fotos aéreas como in situ. En otras palabras: LOS SUMERIOS SALIERON DEL PERÚ Y BOLIVIA, el verdadero génesis. Para tener idea, el río traducido como Eúfrates en la Biblia es apenas una traducción ya que originalmente tenía el mismo nombre quechua URRUTU que significa “río de cobre” que NO ES. Eso denota que el río fue llamado así en Babilonia porque recibía barcos de junco (recuerdan a Thor Heyerdhal?) cargados de cobre y estaño que provenían de los Andes. Así pues, pusieron el grito en el cielo cuando se confirmó lo que se descubrió antes: que incluso los egipcios usaban coca hallada en sus momias. Coca de dónde si no hay en Egipto?

  5. oscar dice:

    El quipu chino estaba relacionado con el Pa-Kua (una combinación de líneas) u 8 trigramas trazados supuestamente por el emperador Fo-Ki y que era el núcleo del sistema de adivinación Y-Ki.

    Tanto el sumerio como los ideogramas chinos se parecen a los gráficos matemáticos de Ramsey de puntos unidos a líneas como los 4 primeros números de los katakanas japoneses. Eso significa qué? Significa que las civilizaciones antiguas como incas, chinos, sumerios, hebreos, hindúes aprendieron simultáneamente matemática, escritura, astronomía y pictogramas simbólicos o a veces letras (consonantes especialmente). Pero, CLARO, obviamente esto jamás se explica porque en nuestros paradigmas memorizados como papagayos debemos creer que el lenguaje de alguna forma evolucionó a partir de gruñidos de animales o cosas por el estilo cuando en verdad los propios lingüistas se topan con un MURO enigmático en el cual las civlizaciones más antiguas tenian sistemas mucho más complejos o evolucionados. Para aprender chino ellos tenían que memorizar 50 mil ideogramas mientras que nosotros usamos poco más de 20 letras del alfabeto.

    Chinos escriben de arriba para abajo, los egipcios podían escribir de derecha a izquierda o viceverse y los hebreos de derecha a izquierda mientras que los griegos en zig zag. Aquí en el Perú IGNORAN los trabajos del inglés Glynn que estudió durante 30 años los símbolos de las ropas incas de las crónicas españolas y logró traducir códigos escritos.

    Se sigue aceptando la estupidez que los incas no tenían escritura cuando la realidad descrita en las propias crónicas españolas (que no tendrían por qué mentir en este asunto) ya decían que la lengua escrita fue PROHIBIDA en los tiempos de Pirua Ayar Taco Cápac cuando sumerios y negros ya llegaron a nuestro país.

    Los museos peruanos están repletos de figuras en vasijas de diferentes etnias (hasta de chinos con típicos sombreros) y negros mucho antes de Colón pero eso es parte de la historia y arqueología prohibida tanto como hablar de momias pelirrojas o barbadas o de crónicas españolas quw citan a las mujeres incas de piel blanca y ojos claros, o de mochicas muy altos con la enfermedad de Marfan via incesto….

    Será que es antipatriota hablar de dónde vino Ñaylamp a Trujillo o por qué el señor de Sipán usa un turbante semítico? Claro que sí! Es por eso que al arqueólogo Gene Savoy lo botaron del Perú pero después le permitieron entrar. Lo que se ha hallado no ha sido digerido aun por los compatriotas peruanos. Alguien preguntó alguna vez por qué hay un factor sanguíneo muy semejante entre peruanos y japoneses y desde cuándo?

  6. oscar dice:

    Pachacútec, a propósito, no es simplemente un nombre. Designa a un Reformador, así pues no es maravilla que las crónicas hablen de varios “Pachacútec” y no de apenas uno.

  7. Liliana dice:

    ose es super esto eeeeeeeeee

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>